Tubería Pangal cumple importante paso para convertirse en Monumento Nacional

14 de noviembre de 2013

Tras el  trabajo coordinado entre la agrupación cultural Konna Kuyen, Pacific Hydro, la Municipalidad de Machalí y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), el plenario de este organismo votó a favor de la declaratoria de 1.277,10 metros de la tubería de madera Secuoya de la central hidroeléctrica de pasada Pangal, de propiedad de la empresa de generación renovable, en operación desde 1921.

Este es un importante paso para que este tramo se convierta en Monumento Nacional, pero aún falta que se oficialice la firma del decreto por parte del Ministerio de Educación.

Los más de 1.200 metros representan un tercio del total de la tubería y fueron propuestos en conjunto por Konna Kuyen y Pacific Hydro. Por un lado, es el tramo que se encuentra en mejor estado por estar ajeno a los embates de la naturaleza, conteniendo principalmente madera Secuoya original y representando un ejemplo del diseño e ingeniería de principios del siglo XX. Adicionalmente, se ubica en una ruta histórica, a continuación de las Piedras Tacitas y al Sitio Arqueológico Pangal 1 o Piedras Marcadas como lo conocen los lugareños.

Esta sección, también, forma parte de un paisaje accidentado, el cual se compone de una alta biodiversidad de flora y fauna de importancia mundial, con ecosistemas mediterráneos de alto endemismo propio de esta latitud y altitud en el país.

Otro de los aspectos que se consideraron fue el de la seguridad, ya que el tramo a declarar como Monumento es el que se encuentra en mejor estado, garantizado así la seguridad de  sus visitantes, que se prevé aumentarán.

El Secretario Ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, Emilio de la Cerda,  señaló que “la declaratoria de la tubería Pangal constituye un avance significativo en el reconocimiento de la diversidad y riqueza del patrimonio industrial en Chile. La historia de nuestro país no puede explicarse exclusivamente bajo el imaginario de los fuertes coloniales, de las haciendas rurales o de los palacios republicanos, ya que en gran medida es a través de la industria, con un énfasis muy significativo de la minería, que se puede entender y construir una imagen más completa del  patrimonio cultural chileno y de las identidades de nuestro pueblo”.

Agregó que en “esta declaratoria hay que destacar además, como un ejemplo de buenas prácticas, el trabajo conjunto entre la empresa dueña del acueducto, la sociedad civil, a través de la organización Konna Kuyen, y la Municipalidad para solicitar su protección legal”.

La gerente de Asuntos Corporativos de Pacific Hydro Chile, Carolina Pellegrini dijo que  “para Pacific Hydro es un orgullo operar esta tubería que cuenta con casi cien años de historia. Su valor patrimonial radica, precisamente, en que se mantenga en operaciones, aportando energía renovable al país. Ello es gracias al profesionalismo con el cual se ha mantenido”.

La presidenta de Konna Kuyen, Marisol Moreno, organización que presentó y solventó la solicitud realizada al CMN, manifestó su satisfacción por la votación del plenario. “Este es el resultado de mucho tiempo de investigación y gestiones que realizamos desde 2006, pues sabemos el valor histórico, constructivo y paisajístico que tiene esta tubería. Se trata de una creación humana de alta maestría y magníficas dimensiones, que nos sensibilizó a protegerla y revalorizarla como elemento propio de la memoria colectiva de sus habitantes y visitantes”, afirmó.

El alcalde de la comuna de Machalí, José Miguel Urrutia, fue enfático al manifestar que “esto tiene un sólo sentido, que es preservar nuestra identidad y nuestro patrimonio como una fuente viva de historia para futuras generaciones. Aquí existe un trabajo donde se conjuga la participación, la sustentabilidad, el desarrollo y el crecimiento como elementos claves para consolidar y fortalecer a una comuna que se encuentra en el octavo lugar de mejor calidad de vida a nivel nacional, de acuerdo a estudios de la Universidad Católica”.

El Intendente de la Región de O’Higgins, Wladimir Román, destacó este importante paso, señalando que “sin duda ésta es una muy buena noticia para nuestra región. Aspiramos a que se convierta en un punto histórico y turístico para todo el país y llamamos a toda la comunidad y visitantes a conocer esta tubería y, lo más importante, cuidarla para las futuras generaciones”.

Centenaria historia

La tubería fue construida entre 1917 y 1919  y puesta en marcha por la compañía Braden Cooper en 1921 para entregar la energía necesaria para las faenas mineras.

El ducto es, en parte, de madera de secuoya y cuenta con pletinas de acero, asiento, durmientes, soportes y vigas, constituyendo un ejemplo del diseño y de la ingeniería de a principios del siglo XX.

La estructura permite la conducción de agua para la generación de 37 MW de energía limpia y renovable.

Hoy, la tubería está sujeta a un riguroso plan de mantenimiento por parte de la compañía de energía renovable, pues mantenerla en operaciones es fundamental para su conservación.